Translate

miércoles, 7 de agosto de 2019

Mientras usted duerme - Capitulo 13 - Tren al Area (El Tren de la Muerte)


Tren al Area
Esa tarde Jonathan cumplía diez y seis años y a las cinco de la tarde ya había un buen contingente de chavales en su casa celebrando su cumpleaños con cerveza y hachís.
- ¡Vamos al Area!, grito uno de ellos.
- ¡Vamos va!, dijo otro todo convencido, y así hicieron todos los demás.
Ya en el tren dirección Sabadell Sur se encontraron con otro contingente de chavales que venían del Llobregat. Los chavales que venían del sur de Barcelona venían con ganas de bronca casi siempre.
Desembarcaron juntos ambos contingentes en la estación pero no hubo ningún enfrentamiento, aun no habían tomado demasiado alcohol.
Había unos dos kilómetros desde la estación a la discoteca de la Zona Hermética. Por el camino se hicieron unos porros y se iban riendo de cualquier tontería. En menos que canta un gallo llegaron a la discoteca.
Desde fuera se escuchaba la música que irradiaba de la discoteca y se pusieron en la cola para entrar a esta.
Para entrar había que pasar por un detector de metales que solo funcionaba cuando a los porteros les daba la gana ya que uno de ellos entro con una navaja y aquello no lo detectó.
Una vez dentro se pidieron un combinado de alcohol y refresco ya que entraba con la entrada y se pusieron en la zona de la discoteca en la que se juntaba la gente de su barrio.
- ¿Quieres rollo con mi amiga?, le dijeron a Héctor.
- ¿Quien es?, dijo, mientras pensaba que ya podría ser ella quien quisiera rollo.
- Aquella que esta bailando allí.
- Uff, no no es igual... era una gorda y además parecía estar borracha.
- ¿Quieres pastillas?, le dijo un camello que rondaba por ahí.
- No, gracias. Aun era demasiado joven y aquello le dio respeto.
- ¡Vamos Areaaa!, grito el DJ mientras preparaba un subidon con su tabla de mezclas.
Llegaron las ocho de la tarde y el personal de seguridad comenzó a echar a la gente hacia la sala adyacente a la principal.
Tras unos bailoteos estando en lo mas alto del morao la musica dejo de sonar cosa que indicaba que se tenian que ir ya.
El trayecto de vuelta hacia la estación se hizo cortísimo y en seguida estaban en el anden de la estación en el que también estaban los chavales del Llobregat.
Uno de ellos se acerco a uno de nuestros protagonistas para pedirle un cigarro y la contestación fue negativa.
- Tsss, dejo escapar el chaval que pedía un cigarro.
- Como que "tsss" dijo uno.
Y hubo unos instantes de tensión entre ambos bandos, pero en ese momento llegó el tren y no paso nada.
Dentro del tren los del Llobregat empezaron a cantar y a dar palmas. Bartolo que era uno de sus mejores hombres dijo a plena voz.
- ¡Menudos payasos!, y uno de los del otro bando se altero y le dijo, -¡¿Que, que?!, y le soltó un puñetazo. En seguida sus compinches se abalanzaron sobre el y se formo un pleito.
Cuando Bartolo logro escaparse de la orda que le linchaba se suspendió de la barra central que colgaba del techo del vagón de tren y le dio una patada frontal en la cara a uno de ellos.
Solo eran tres minutos desde Sabadell Sur a su destino en la próxima estación pero se hicieron mucho mas largos.
Una vez en la siguiente estación alguien tiro de la manilla de emergencia y el tren estuvo detenido mas de diez minutos.
Durante ese tiempo una lluvia de piedras llovió de las manos de los locales hacia el tren de los forasteros.
- ¡Jonathan a donde vas! y por la otra vía un tren de mercancías a toda velocidad arraso con su vida.
FIN


No hay comentarios:

Publicar un comentario